¿Puedo prepararme para su muerte?


Una de las preguntas que más me hacéis es si hay alguna manera de prepararos para la pérdida de vuestro compañero o compañera animal.

La respuesta a esta pregunta no es fácil. ¿Puedo prepararme para no sufrir su pérdida? Evidentemente no. ¿Puedo hacer algo para facilitar mi duelo posterior? Sí, eso sí puedes hacerlo.

No hay nada, ninguna técnica, medicina, alternativa o varita mágica que consiga que, cuando tu animal muera, tú no pases por un doloroso duelo. Tampoco hay nada que impida todas las emociones que sentimos cuando envejecen o enferman y el momento final se acerca. Lo que sí puedes hacer, y me encantaría que lo hicieras porque eso no te ahorrará dolor, pero sí sufrimiento, es no resistirte ni a todo lo que sientes ni a lo que está pasando. Un maestro budista dijo: "El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional". El sufrimiento viene de la resistencia: resistirnos a sentir lo que sentimos, resistirnos a la realidad de lo que está pasando, resistirnos a la idea de que todo lo que nace debe, inevitablemente, morir.


Así que lo que SÍ puedes hacer:

  • Pon nombre a tus emociones e intenta no quedarte en la superficie. Evidentemente, hay miedo, pero ¿miedo a qué? A su muerte ¿Y qué te asusta exactamente de su muerte? Mi vida sin él o ella ¿Qué es lo que más miedo te da de la vida sin él o ella?... Sigue hacia abajo, no te quedes en la superficie. Practica lo que yo llamo espeleología emocional.

  • Expresa lo que sientes. Cada persona tiene maneras diferentes de hacerlo. La escritura, el baile y la pintura son grandes herramientas para sacar hacia fuera lo que llevas dentro. Aunque expresarlo con personas a las que quieres también es útil, no te quedes sólo en eso, las emociones asociadas a estos momentos necesitan mucha expresión.

  • Rodéate de personas que te acompañen, aquellas que no te juzgan y te dejan sentir lo que estés sintiendo. Si no tienes personas así cerca, siempre puedes buscar espacios para compartir, como son los Death Café y similares, que encontrarás en plataformas como Instagram.

  • Pasa todo el tiempo que puedas con tu animal. En realidad, lo importante no es cuánto tiempo, sino que los momentos que pasáis juntos sean de calidad. Intenta estar centrada en el presente y, para hacerlo, nada mejor que tocarlo o tocarla y sentir el tacto de su pelo, los latidos de su corazón, el olor de su piel... empápate de esas pequeñas cosas aunque hacerlo te provoque dolor. Recuerda que ahora sí está contigo. Haced esas cosas que a los dos os gustan y que aun podéis hacer o busca cosas nuevas, momentos para compartir.

  • Dile todo lo que necesites decirle y, si puedes, hazlo en vida, no esperes a que no esté. Explícale cuánto lo o la amas, lo agradecida que estás de vuestra vida juntos, del amor que compartís y de todo lo vivido y lo que aun viviréis. Pídele perdón si necesitas hacerlo, explícale que haces todo lo que haces de la mejor manera que sabes.

  • Recuerda. Siéntate con él o ella y háblale de vuestros recuerdos compartidos, de las cosas que te gustan de él o ella, de aquel día tan especial o de las cosas que hace que te encantan. Recuerda y, si puedes, sonríe y agradece.

  • Agradece todo lo que has vivido con él o con ella, todo lo que recuerdes, y sigue agradeciendo vuestro tiempo juntos, ya que aun está ahí. Podemos agradecer pese a la tristeza y pese al dolor, pese al miedo y pese a la incertidumbre. Agradece.


Nada va a poder evitar el dolor y la tristeza que sientes al ver que el final se acerca, tampoco nada evitará tu duelo (créeme, por doloroso que sea, cuando lo estés viviendo entenderás que es una forma de amor y homenaje, que no querrías evitarlo aunque pudieras). Pero si eres capaz de vivir este tiempo final con menos resistencia y poniendo presencia y consciencia en vuestra vida juntos, te ayudarás a ti misma a transitar el duelo con más facilidad (que no con menos dolor).


Es posible que no te sientas capaz de hacerlo, que en tu interior pienses que la muerte de tu animal te matará, que ni eres fuerte ni quieres serlo. No pasa nada, es normal sentir así. Pero podrás, con esto y con todo lo que venga, porque el amor que sientes por él te hará fuerte, te dará la fortaleza que necesitas no sólo para transitar tu duelo, sino para convertir tu vida en un homenaje a vuestro amor.


"La verdadera fortaleza reside en abrazar nuestro vulnerabilidad.

Sentir no te hace débil, te hace un ser humano con capacidad de amar"




136 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo